Conversamos con Miriam Samudio, de la organización Productores Independientes de Puerto Piray. Insisten en que tanto el gobierno como el IFAI cumplan con lo prometido.

En el año 2013 la legislatura provincial expropió 600 hectáreas de la multinacional Alto Paraná, con el objetivo de regularizar la tenencia de estas tierras para que los campesinos puedan vivir, producir y criar animales. Son tierras que ponen un límite al monocultivo de pino, que amenazaba la vida de estas familias que, en el año 2010 se organizaron con técnicos para elaborar un proyecto. Según la constitución de Misiones la propiedad debe cumplir una función social.

“Está en los papeles, hablaron los canales, las radios, los periódicos de que la tierra a P.I.P. ya se la entregó y todavía nosotros no podemos acceder a esa tierra.”

 

 

Referencias: