Dos días estuvieron los gremios docentes disidentes acampando en la plaza San Martín. Tres días se movilizaron desde Jardín América hasta Posadas para llegar frente a la casa de gobierno y, antes de eso, cinco días cortando las rutas de la provincia. En ninguna de estas instancias se acercó funcionario alguno ni se prevé aún la re apertura de la mesa de diálogo y comunicación.

El sábado en Jardín América los gremios que integran al Frente de Trabajadores de la Educación acordaron en asamblea distintas medidas de fuerza para exigir que se discuta la propuesta que presentaron al Ministerio de Hacienda. Entre ellas están las de continuar con un paro de 72 hs desde el lunes 27 al miércoles 29, con asambleas en Montecarlo, Posadas y Oberá, y una adhesión al paro nacional del 30, organizando una concentración en Posadas para el mismo día.

El conflicto se origina por el desacuerdo ante la propuesta del gobierno de un 18% de aumento salarial y un básico de $4.100, el cual se intenta implementar con la sola adhesión del gremio oficialista Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (UDPM). El primero de este mes, el FUTE entregó al gobierno una contrapropuesta salarial que plantea un aumento no inferior al 35% y un básico de $5.000.

 

“Trabajamos en una propuesta salarial única, orientada a una recomposición que devuelva a los trabajadores de la educación el poder adquisitivo resignado con la inflación del año pasado y los índices actuales. El propio gobierno de la provincia está reconociendo que los salarios que paga a los trabajadores no alcanzan, dado que la obra social estatal, el IPS, implementó este año la entrega de kits escolares a sus afiliados que perciben menos de 10 mil pesos por mes de bolsillo, esto es un claro reconocimiento de que los salarios están muy por debajo de la canasta familiar”

Cesar Fariña, Secretario General de ATE Misiones
Comunicado del FUTE (1/03/2017)

 

Cabe destacar que la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, espacio que también integra UDPM, se encuentra realizando medidas de fuerza en todo el país por la apertura de paritarias y un aumento del 35%. Sin embargo, hasta hoy el gobierno provincial sigue sin abrir la mesa de diálogo y comunicación, a partir de lo cual el FUTE pretende continuar con las medidas de fuerza hasta que la misma se efectivice.

Si bien las movilizaciones están siendo encabezadas por cinco gremios que integran el FUTE (MPL, ATE-CTA, UTEM-CTA, UDNAM y SEMAB), entrando a la ciudad de Posadas se unieron a la marcha los gremios Unión de Docentes Argentinos (UDA), Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), quienes dieron su solidaridad y expresaron su apoyo a la propuesta del Frente. El acompañamiento de estos gremios, que junto a UDPM conforman la Mesa Intersindical Docente, refleja un desacuerdo dentro de los mismos gremios cercanos al gobierno sobre la propuesta oficial, que hasta ahora solo ha aprobado el gremio conducido por la Diputada Nacional Stella Leverberg.