Maldita tu eres

En 2011 fue acusada de matar a su hija. Estuvo presa casi 2 años sin ser culpable. En 2020 la obligaron a volver a sentarse en el banquillo. Esta vez, por “no impedir” el abuso de sus hijas supuestamente cometido por dos jóvenes. Estigmatizada como “mala madre”, fue condenada a 20 años de cárcel. Organizaciones feministas reclaman su absolución. Un fotoreportaje integral de último juicio contra María Ovando.

Leer más